¿Adoptar a un animal adulto o a un cachorro?

El 20 de agosto es el Día Internacional del Animal Abandonado y adoptar un animal sin hogar nos parece una magnífica manera de celebrarlo.

¿Pero qué es mejor, adoptar a un animal adulto o a un cachorro? Veamos con detenimiento los pros y contras de cada uno en relación a tu estilo de vida y algunos consejos para afrontar de manera correcta esta decisión.

APRENDIZAJE Y EDUCACIÓN

 

Todos los animales, adultos o cachorros, necesitan un tiempo de aprendizaje para comprender “nuestro idioma”. Ten en cuenta que ellos no hablan, por lo que la mayor parte de la información la recogen de los gestos, del tono de voz y de las consecuencias que supone hacer algo o no hacerlo. Dicho esto, cada animal requiere de más o menos tiempo para conseguirlo.

Se suele pensar que los cachorros aprenden más rápido y que a los adultos no se les puede enseñar ya. Esto no es del todo cierto. Los cachorros aprenden más rápido pero deben aprender muchas cosas de golpe, mientras que un animal adulto que busca hogar, normalmente habrá compartido parte de su vida con humanos y ya conocerá algunas normas de conducta básicas. Además, todos los animales, al igual que nos ocurre a las personas, son capaces de aprender y adquirir nuevas habilidades, si se dedica el tiempo y la paciencia suficiente. 

Puede darse que un animal adulto tenga algún trauma debido a sus experiencias anteriores – algo que con los cachorros es menos probable que pase – pero la raíz de su  mal comportamiento será siempre el miedo. ¿Cuál es la clave para superarlo? Intentar ser comprensivo y tener mucha paciencia. El cariño lo cura todo, poco a poco.

Por otro lado, las conductas han de reforzarse constantemente. Tengamos a  nuestro peludo amigo desde pequeño o con un bagaje ya a sus espaldas, el liderazgo debemos ejercerlo de manera permanente. A cualquier edad, un animal debe tener rutinas definidas, hacer ejercicio (esto incluye a los gatos, por supuesto), tener normas en casa y obedecer a órdenes sencillas que le permitan convivir con otros seres vivos. No nos podemos dormir en los laureles pensando que nuestro animal ya sabe lo que tiene que hacer…

 

CUIDADOS Y MANTENIMIENTO

 

Cuando adoptas a un cachorro, tendrás que prever las vacunas para cachorros, así como las desparasitaciones, la puesta del microchip y la esterilización cuando llegue a edad adulta (para evitar no sólo embarazos indeseados y accidentes entre los “escapistas”, si no tumores que se desarrollan con el tiempo en animales “intactos”).

En las protectoras de animales o albergues, suelen hacer un chequeo completo a los animales, les ponen las vacunas periódicamente y su chip identificativo obligatorio. Muchas veces, también se hacen cargo de su esterilización. Por lo tanto, adoptar un animal adulto supondrá tener resuelta gran parte de la lista, quedando únicamente las desparasitaciones trimestrales, las vacunas anuales y los chequeos periódicos que tu veterinario te recomiende, entre otras eventualidades.

En este aspecto, es fundamental mencionar el presupuesto que conlleva tener un animal en custodia, con la atención y cuidado que merece. Tanto si es cachorro como si es adulto, supondrá un desembolso inicial que debes tener en cuenta, pero sin dejar a un lado el presupuesto que tendrás que destinar anualmente para su bienestar. Si los números no te salen, quizás es mejor posponer la decisión de adoptar a un nuevo miembro en tu familia.

 

EJERCICIO Y JUEGO

 

Cuanto más joven es un animal, más energía tiene y necesita quemar. Un cachorro puede ser adorable, pero requiere de mucha paciencia y de una atención casi permanente para ir enseñándole sobre la marcha qué se puede y qué no se puede hacer. Con el tiempo, los animales van madurando y requieren de menos movimiento y ojos encima, pero siguen necesitando hacer ejercicio. Este factor es muy a tener en cuenta, porque por tu ritmo de vida, quizás no puedas dedicarte durante 6 o 9 meses a estar pendiente de la criatura y prefieras una adaptación más rápida entre vosotros.

 

TAMAÑO Y PERSONALIDAD

 

Muchas veces, cuando miramos a un cachorro no sabemos decir exactamente qué tamaño alcanzará (incluso si es de una raza concreta). En cambio, los perros adultos ya han alcanzado su envergadura final y sabremos perfectamente si disponemos del espacio necesario para tenerlo, transportarlo, etc.

En cuanto a la personalidad, con un cachorro iremos descubriendo cómo es poco a poco, y podremos advertir tendencias a corregir o comportamientos innatos a fomentar. Por el contrario, con los animales adultos descubriremos pronto cómo son, por lo que podremos evaluar rápido si hay química entre nosotros y ellos.

 

ESTILO DE VIDA

 

¿Te gusta hacer deporte? ¿Eres muy activo? ¿O prefieres descansar cuando llegas a casa y relajarte? El nivel de energía de un animal es un factor importante a tener en cuenta. No adoptes a un animal con un nivel de energía alto si prefieres un ritmo de vida más tranquilo.

¿Dispones de tiempo suficiente para sacar a tu perro a pasear? Cualquier animal debe salir entre 3 y 4 veces al día, para hacer sus necesidades y socializar. Pero independientemente del juego, hay veces que necesitan dar largos paseos para no estresarse. Piensa que ellos están todo el día en casa cuando tú andas de allá para acá y que cuando vuelves, toda la energía que tú has consumido ellos aún la tienen intacta. Pero hay animales que tienen más energía que otros, por lo que te pedirán más o menos tiempo de caminata. Ten presente tu disponibilidad antes de tomar la decisión.

 

 

¿Qué has decidido? ¿Hay alguna duda que quieras resolver antes de dar el paso? 

Recuerda que en albergues y protectoras podrás encontrar tanto cachorros como animales adultos deseando que les des un nuevo hogar. Adoptando un animal abandonado estarás salvando dos vidas: la suya y la del siguiente que podrá ser rescatado. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

 

  • _LOS TUMORES MÁS FRECUENTES EN NUESTRAS MASCOTAS_ En medicina veterinaria cada vez diagnosticamos procesos tumorales con más frecuencia. Esto se debe principalmente a que nuestras

  • Entendemos por golpe de calor la hipertermia extrema que sobrepasa los mecanismos de termorregulación en perros y gatos. Suele producirse por la exposición a altas temperaturas con

1Comentar
  • Veterinarios en Lorca | Por qué adoptar a un animal
    Publicado a las 10:00h, 20 agosto Responder

    […] Esta decisión es muy personal. Tendrás que sopesar los pros y contras de adoptar a un animal adulto o a un cachorro, tomando en cuenta tu estilo de vida y tu personalidad. Para ayudarte a tomar esta decisión, te proponemos que leas nuestro artículo sobre adoptar a un animal adulto o a un cachorro.  […]

Publica un comentario