Nala sufría una deformación por una fractura antigua

Una fractura no tratada puede dar muchos problemas con el paso del tiempo. Nala lo sabe bien, pues sufrió una deformación de su pata delantera por no intervenir una antigua fractura en su momento.

Sus familiares la trajeron a la clínica para solucionar este problema.

La antiuga fractura de Nala no fue intervenida y consolidó de manera errónea.

La semana pasada entramos con ella en quirófano para reparar este defecto, con nuestro servicio especializado en traumatología. Lo que hicimos fue reajustar la angulación de la extremidad hacia una posición más fisiológica. Usamos unos tornillos de bloqueo que nos permiten mantener los huesos en el lugar que queremos, ayudando al tejido óseo y muscular a que haga su trabajo en la reconstitución. Estos tornillos pueden acompañarla a lo largo de su vida sin darle problemas.

Gracias a su corta edad, todo se pondrá en su sitio muy pronto. De hecho, a los pocos días de la operación, ya podrá andar con normalidad.

No dejes las fracturas pasar: no se curan solas. Una intervención a tiempo puede ahorrar mucho dolor a tu mejor amigo.

 

 

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

  • El 20 de agosto es el Día Internacional del Animal Abandonado y adoptar un animal sin hogar nos parece una magnífica manera de celebrarlo. ¿Pero qué es mejor, adoptar a...

  • En medicina humana asumimos como una prueba rutinaria la medición de la presión arterial. Los perros y los gatos también sufren de hipertensión (e hipotensión) arterial. Entonces,

 

 

 

 

 

No hay comentarios

Disculpa, el formulario para comentar está inactivo en este momento.