Deportes que puedes practicar con tu perro

Ya ha empezado el buen tiempo y apetece salir a pasear más e incluso hacer más ejercicio al aire libre. Es el mejor momento para comenzar rutinas de ejercicio junto a tu perro. Así os haréis compañía y nunca encontrarás una excusa lo suficiente buena como para saltarte la sesión.

¿Has elegido ya el deporte que practicarás junto a tu mejor amigo? Pues para ayudarte a decidir, aquí te proponemos algunos:

 

FOOTING

 

Si estás un poco oxidado, es recomendable retomar las rutinas de entreno poco a poco. Puedes empezar caminando a un ritmo que te sientas cómodo, durante un máximo de media hora. A tu perro le encantará y seguro que coge la marcha rápido.

Si al principio se para a oler o se distrae, mantén la marcha sin pararte del todo cuando él se pare, mientras le das tironcitos cortos y secos para que te siga. Cuando se dé cuenta de que estáis en “modo entreno”, se pondrá las pilas.

Cuando vayáis cogiendo más fondo, podéis ir apretando el paso y ampliando el tiempo de recorrido, incluso podréis alternar entre disciplinas (por ejemplo, corriendo a intervalos durante el recorrido).

 

RUNNING

 

Correr es uno de los deportes más practicados actualmente. Se debe a que corriendo consigues muy buenos resultados de acondicionamiento, con una flexibilidad horaria total y con un equipamiento mínimo. Cada vez más gente sale a correr con su perro, pero es importante tener en cuenta algunos aspectos:

  • Es recomendable usar un arnés adecuado para correr. Las correas al cuello pueden hacerles daño ante un tropiezo o caída, así como daños musculares sin tiran un poco; por otro lado, determinados arnés podrían producirles rozaduras en las axilas. Procura que le sujete del pecho y del antecuello, sin apretar demasiado. En el mercado encontrarás arneses que se adaptarán perfectamente al uso, peso y tamaño de tu perro.
  • La correa debe ser lo suficiente larga como para no tirar de él pero sin llegar a enredaros y tropezar. Es preferible que uses correas fijas, no extensibles.
  • Usad reflectores luminosos para garantizar vuestra seguridad en momentos de menor visibilidad. Cuando vas corriendo, otros corredores y los vehículos que circulen cerca de ti (incluidos bicicletas) deben poder localizarte a una cierta distancia para evitar accidentes. Hay arnéses que incluyen reflectores o que se pueden aplicar fácilmente.

BICICLETA

 

Si eres amante de la bicicleta, debes saber que tu perro también de puede acompañar en tus salidas. Eso sí, es importante que tengas en cuenta los siguientes aspectos para su incorporación:

  • Tanto el arnés como la correa deben ser adecuados para este ejercicio. No agarres la correa con la mano ni nada parecido. Hay aplicaciones que te consiguen mantener a tu perro a una distancia prudencial de las ruedas de tu bicicleta y te ayudan a mantener el equilibrio. Son elementos rígidos pero flexibles que se enganchan de distintos modos a tu bicicleta o a tu cintura, cuidando el centro de equilibrio para evitar caídas por giros bruscos. Quizás tengas que probarlos antes de decantarte por alguno, pero seguro que en tiendas especializadas en este deporte podrán asesorarte.
  • Al igual que pasa cuando corres, en la bici es fundamental garantizar una correcta visibilidad de vuestro grupo. Asegúrate de llevar los reflectores necesarios y aplicar el mismo sistema en el arnés de tu perro.
  • Elige espacios que os permitan correr en paralelo y donde podais guardar distancia del tráfico rodado. Procura también cuidar que no haya niños pequeños cerca que se puedan cruzar en vuestra marcha de manera imprevista.

 

AGILITY

 

Aunque este deporte se centre en el ejercicio mental y físico de tu perro, vas a ver como tú también tienes que moverte bastante. Es un ejercicio precioso, porque os ayudará a establecer un vínculo mucho más fuerte, ejercitando la obediencia y la sincronización.

Busca un centro de Agility cerca de tu casa y probad un día, con la ayuda de un tutor profesional. ¡Verás cómo los dos querréis repetir! Quien lo prueba, se engancha – tanto el humano como el animal.

 

ESTO ES FUNDAMENTAL

 

Tanto tu salud como la suya son lo más importante. Recuerda tomar las siguientes medidas de precaución:

  • Lleva agua con vosotros: ambos necesitaréis hidrataros. Recuerda llevar una botella de agua y un recipiente donde puedas ponerle un poco a tu perro. En el mercado hay soluciones prácticas y muy económicas que le encantarán.
  • No salgáis en las horas de más calor. Buscad un momento mejor, más templado, para salir a hacer ejercicio, evitando siempre las horas comprendidas entre las 13:00 y las 18:00.
  • Cuidado con el bozal. Si tu perro usa bozal, es necesario que busques la alternativa que le deje transpirar mejor por la boca. Recuerda que ellos regulan su temperatura a través de la transpiración por la boca. Evita un golpe de calor con un bozal que le deje pasar mejor el aire.
  • Los pies y las patas, protegidos: al igual que tú debes llevar un calzado adecuado, es importante que evites espacios donde puedan haber piedras pequeñas, restos de cristales rotos o elementos similares. Cuando paréis a beber agua, aprovecha para revisar las almohadillas de tu perro con cuidado, para retirarle cualquier cuerpo extraño que pueda hacerle heridas.
  • Comprobar el estado de salud antes de empezar. Si te sientes verdaderamente oxidado, lo mejor es que consultes con un experto en acondicionamiento físico. Un profesional te ayudará a ponerte en forma paulatinamente sin poner en riesgo tu salud. De la misma manera, antes de someter a tu mascota a un entrenamiento, lo recomendable es que su veterinario le haga un chequeo. Es importante tener toda la información posible sobre su estado, sobre todo si partís de una etapa sedentaria.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

 

  • _LOS TUMORES MÁS FRECUENTES EN NUESTRAS MASCOTAS_ En medicina veterinaria cada vez diagnosticamos procesos tumorales con más frecuencia. Esto se debe principalmente a que nuestras

  • Entendemos por golpe de calor la hipertermia extrema que sobrepasa los mecanismos de termorregulación en perros y gatos. Suele producirse por la exposición a altas temperaturas con

No hay comentarios

Disculpa, el formulario para comentar está inactivo en este momento.