Qué es el golpe de calor y cómo evitarlo

Entendemos por golpe de calor la hipertermia extrema que sobrepasa los mecanismos de termorregulación en perros y gatos.

Suele producirse por la exposición a altas temperaturas con alta humedad y/o el ejercicio intenso, y tiene como consecuencia el incremento de la temperatura corporal por encima de 41ºC, estando la temperatura corporal de un perro entre 38º y 39º.

¿CÓMO SUDAN LOS PERROS?

 

El sistema sistema termorregulador canino es menos eficiente que el humano. A diferencia de los humanos, los perros apenas tienen capacidad de sudoración. La forma que tienen los perros de disipar el calor es:

  • A través de las almohadillas, pues ahí sí tienen glándulas sudoríparas.
  • Mediante la lengua: al evaporar agua a través de la lengua, reciben un retorno de aire más fresco que le ayuda a regular la temperatura del cerebro.
  • El jadeo: este mecanismo envía un mensaje al cerebro para que se dilanten las venas faciales y, al expandirse, consigan irrigar mejor las orejas, cara y cabeza.
  • La cara y las orejas, por lo tanto, también colaboran reducir la temperatura corporal del perro.

En el caso de que a nuestro perro le aumente la temperatura corporal, puede sufrir un golpe de calor.

 

SÍNTOMAS DEL GOLPE DE CALOR EN PERROS

 

Sabremos que estamos ante un golpe de calor cuando veamos que nuestro perro presenta:

  • Jadeo intenso y taquicardia
  • Decaimiento
  • Cambio de color de las mucosas (boca y conjuntiva) desde muy enrojecidas hasta azuladas
  • Hipersalivación
  • Convulsiones

El cuerpo reacciona ante la alta temperatura aumentando el ritmo cardíaco y respiratorio. Esto puede aumentar más la temperatura y acelerar la deshidratación. La hipertermia puede afectar a multitud de órganos: vasos sanguíneos, cerebro, riñones y corazón, por lo que se puede producir un fallo multisistémico que desencadene la muerte del animal. De hecho, actualmente se calcula una mortalidad del 50% de los casos.

 

¿CÓMO SE DEBE TRATAR UN GOLPE DE CALOR?

 

Debemos procurar siempre disminuir la temperatura, pero tomando las siguentes precauciones:

  • No usar agua fría ni aire muy frío. Si la piel recibe una muy baja temperatura de golpe el perro comenzará a temblar, empeorando el cuadro. Podemos usar agua tibia del grifo, mojando las extremidades, axilas e ingles, pues son más efectivas para la pérdida de calor. No obstante, se aconseja bañar la totalidad del cuerpo, tras lo cual podemos usar un ventilador para aumentar el intercambio de temperatura.
  • Sólo dar agua para beber a animales estables, sin vómitos y sin dificultad para tragar.

Lo ideal es ir al veterinario lo antes posible y allí tomarán estas medidas oportunas según el estado que presente en perro. Pero si no puedes ir inmediatamente, las instrucciones anteriores te ayudarán a ganar un poco de tiempo para poder llegar a tu clínica veterinaria.

Aunque consigamos reducir la temperatura, va a necesitar tratamiento hospitalario, ya que el fallo multiorgánico aparece hasta 48 horas tras el golpe de calor. En la clínica instaurarán sueroterapia intravenosa, medicación adecuada y podrán monitorizar la función renal, hepática, la glucosa y la aparición de problemas de coagulación.

 

¿CÓMO PODEMOS EVITAR EL GOLPE DE CALOR EN NUESTRO PERRO?

 

Gabriel Gómez-Pardo Maeso, veterinario col. nº 1684

Lo más importante, sin duda, son las medidas de prevención. Ten presente que hay animales más susceptible a sufrir esta condición. Por ejemplo, cachorros, perros de edad avanzada y razas braquicefálicas (“chatas”), como bulldogs, carlinos, … En cualquier caso, con todas las razas y edades, puedes seguir las siguientes pautas:

  1. Evita el paseo y o cualquier tipo de ejercicio en las horas de más calor del día (especialmente en verano) o si la humedad ambiental es muy alta;
  2. Lleva siempre abundante agua para que el perro beba, e incluso puedes rociársela por encima si lo ves jadear, mojándole con ella especialmente el rostro y las orejas;
  3. No lo alimentes antes del ejercicio o paseo si se prevé una alta temperatura.
  4. NUNCA dejes a tu mascota en un coche aparcado, aunque esté a la sombra y una ventanilla bajada porque la temperatura y humedad subirán rápidamente.
  5. Si tu perro debe llevar un bozal, usa bozal de rejilla, que le permita jadear y que deje entrar y salir el aire de su boca.

 

Y si vas a viajar con tu perro este verano, recuerda además estos consejos para que podáis hacer un viaje fantástico en familia.

 

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

  • El 20 de agosto es el Día Internacional del Animal Abandonado y adoptar un animal sin hogar nos parece una magnífica manera de celebrarlo. ¿Pero qué es mejor, adoptar a...

  • En medicina humana asumimos como una prueba rutinaria la medición de la presión arterial. Los perros y los gatos también sufren de hipertensión (e hipotensión) arterial. Entonces,

 

No hay comentarios

Publica un comentario