Insuficiencia renal en mascotas

 

_¿CÓMO TRATAR LA INSUFICIENCIA RENAL EN ANIMALES?_

El fallo renal es un síndrome clínico que aparece cuando un 75% de las nefronas no son funcionales. La nefrona es la unidad funcional del riñón y su número es limitado. Se puede presentar a cualquier edad, siendo más frecuente en adultos y seniors.

Los síntomas clínicos que pueden aparecer en perros y gatos son muy variables, y, a veces, es difícil de ver por los propietarios. Entre los síntomas más frecuentes, podemos observar: pérdida de peso, aumento de la ingesta de agua, micción inadecuada o aumentada y apatía. Los signos pueden ser agudos o crónicos, lo que puede llevar a no reconocerlos y achacarlos a la edad.

Las causas de la insuficiencia renal pueden ser: prerrenal, renal o postrenal. A esta clasificación se llega mediante la anamnesis, un examen físico exhaustivo y pruebas complementarias.

Las pruebas complementarias nos permiten buscar la causa, clasificar el fallo renal, aplicar tratamiento sintomático o etiológico y definir el pronóstico.

Las pruebas que solemos realizar son: bioquímica sanguínea, hemograma, electrolitos, urianálisis (densidad urinaria, bioquímica urinaria, sedimento, ratio proteína/creatinina, cultivo). Otras pruebas habituales son: radiografía, ecografía y la medición de la presión arterial.

El tratamiento depende de la causa. Si se puede identificar la causa (por ejemplo, leishmaniosis), se tratará la causa primaria y se dará soporte al riñón. En el caso de que la causa no pueda ser identificada, se tratará de dar soporte al riñón para enlentecer la degeneración y pérdida de la unidad funcional.

El tratamiento del fallo renal se basa principalmente en una dieta de prescripción renal – ya sea comercial o casera -, antiproteinúricos en caso de proteinuria, antihipertensivos, quelantes, antioxidantes y antifibróticos.

Fátima Hernández Balsera, col. 1564

Fátima Hernández Balsera, col. 1564

El pronóstico depende de la causa primaria, el control de los síntomas y la aplicación de tratamientos.

La enfermedad renal requiere de controles periódicos veterinarios y pruebas seriadas.

Todos los perros y gatos gerontes deberían someterse a un examen clínico y laboratorial al menos una vez al año, para detectar precozmente la aparición de enfermedades y enlentecer, si es posible, la progresión y la sintomatología.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

  • Durantes los meses de octubre, noviembre y diciembre, queremos ayudarte a combatir los efectos que la Leishmania puede tener en tu perro. Por eso, te proponemos realizarle la prueb

  • La leishmaniosis canina es una enfermedad de la que todos hablan, a la que todos temen y de la que pocos conocen. La clave para la prevención es conocer bien...

No hay comentarios

Disculpa, el formulario para comentar está inactivo en este momento.