Luna se traga un anzuelo

Ya llega el verano. La playa, el sol, el calor… y la pesca. Esta semana Luna, una perrita aguileña, se fue a pescar con sus dueños y decidió probar un rico cebo… ¡con la mala suerte de que se clavó el anzuelo en el esófago!

Vino rápidamente remitida, para que se lo extrajéramos gracias a nuestro servicio de Endoscopia. El desenlace podría haber sido fatal si no se hubiera podido extraer cuanto antes.

¡Tened cuidado con vuestros animales y los anzuelos! Suelen quedarse en el esófago o llegar hasta el estomago y provocar graves daños.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

 

  • Una no esterilización temprana de nuestras mascotas siempre suele acarrear problemas a largo plazo.

  • Hoy queremos presentaros a Nara, quien ha venido a su revisión… ¡y así de guapa se ha ido!

No hay comentarios

Disculpa, el formulario para comentar está inactivo en este momento.